«Escribe claro para que te entiendan y corto para que te lean»; esa frase de un escritor y periodista español resumen bien lo que es la redacción profesional. La escritura eficaz es fundamental para el éxito de todo profesional, especialmente para los que se dedican a la redacción como profesión.

Con el fin de mejorar como escritores y redactores, es necesario aplicar algunas claves sencillas pero efectivas. Esto nos ayudará a depurar nuestro estilo al escribir o reescribir cualquier texto y conseguir un resultado idóneo. ¿Cuáles son las claves para la redacción profesional? Veamos la respuesta.

La redacción profesional comienza con el aprendizaje

La redacción profesional exige aplicar técnicas y seguir lineamientos. Todo esto es parte del aprendizaje. Como toda profesión hay un conjunto de conocimientos que requieren ser asimilados y puestos en práctica para lograr redacciones de calidad.

Conocer y aplicar las reglas de gramática y ortografía son solo parte del aprendizaje para la redacción profesional. Más allá de este aprendizaje elemental, está el aprendizaje emocional. Ese que se necesita para captar lo que quieren y necesitan nuestros lectores.

Solo así podremos crear textos con contenido de valor, que aporten algo bueno a nuestros lectores. Cuando hacemos de la redacción nuestra profesión, conseguimos hacer textos nuevos sin importar cuando se haya escrito sobre el tema.

Todo aprendizaje lleva tiempo, es un proceso continuo que implica esfuerzo y creatividad. Plantear y replantear palabras y frases, organizar y reorganizar ideas, de eso se trata el aprendizaje para redactar. Cuando te hayas acostumbrado a estos procesos, lograrás que lo que escribes sea de tu autoría exclusiva, le interese al lector y le beneficie.

Claves que te llevarán al éxito en la redacción profesional

Se ha dicho mucho sobre este tema, de modo que hemos recopilado para ti las claves más sencillas; así podrás aplicarlas y convertir tus escritos en verdaderas redacciones profesionales. Mira a continuación cuáles son.

redaccion-profesional. Redactores Alfa.

Tomar en cuenta a quién va dirigida

 Esto es básico en cualquier redacción, y es el punto de partida. Pregúntate ¿Para quién voy a escribir? ¿Qué necesita mi lector? ¿Cuál es su perfil? Tomando en cuenta estas interrogantes, estarás encaminándote a una redacción efectiva.

Seguir una estructura

Es necesario definir la estructura del contenido y apegarse a ella. Inicia siempre una introducción breve que despierte interés en la idea principal, luego uno o dos párrafos que desarrollen esa idea.

Para profundizar en el tema, desarrolla como máximo 3 o 4 ideas secundarias, y nunca olvides que la conclusión es tan importante como la introducción. Una redacción sin conclusión perdería gran parte de su objetivo. No olvides que el lector recuerda siempre lo último que lee.

Vigilar la sintaxis

Este es quizá el punto más relevante al que debe dar atención un redactor. Estructurar frases de manera que no pierdan el sentido y conserven su esencia es una tarea que requiere pericia. Y es vital para redactar contenidos con sentido y calidad.

Es cierto que las frases muy largas y complejas desdibujan nuestro texto; pero no caigamos en el otro extremo: el de las frases muy cortas separadas por puntos, pues el efecto será una redacción sin cohesión.

Hacer buen uso de los verbos

Los verbos son el corazón de las oraciones; sin ellos difícilmente podríamos escribir y mucho menos redactar con sentido. Hay que aprender a hacer buen uso de ellos porque eso enriquece los textos.

Intentemos salir de los llamados “verbos comodín”, y hagamos empleo de otros que poco usamos. Eso hará variada nuestra escritura. Y por supuesto contribuimos a nutrir el vocabulario de quien nos lee.

Usar un vocabulario preciso

El vocabulario siempre debe ser preciso, sin importar si la redacción es muy especializada o informal. El lenguaje de una redacción profesional debe seguir las reglas de gramática y ortografía del idioma en el que escribimos. Esto incluye el buen uso de sinónimos, conectores, y signos de puntuación, entre otros.

Esto también implica no andar con ambigüedades al momento de expresar ideas. Debemos ser claros, independientemente de la temática que estemos redactando. El llamado contenido de «relleno» no es agradable para ningún lector y debe evitarse a toda costa. Un vocabulario preciso ayuda a expresar ideas claras con el menor número de palabras posibles.

Enfocarse en el estilo

En la redacción profesional actual es muy común el estilo semiformal. Es donde podemos crear una conexión más cercana con nuestros lectores. Este es un estilo muy agradable, pues no deja de ser formal y técnico, pero es más ameno y conversacional.

Un buen redactor profesional sabe adaptarse a los diferentes consumidores y llegar a ellos con el estilo de escritura que precisan. Ya sea muy técnico, semiformal o incluso algunos prefieren escribir en tono más cercano, en primera persona. Este es un estilo muy particular que resulta perfecto para algunos temas.

Ser original

Para triunfar en cualquier campo de la vida hay que ser original. La creatividad es tu mejor aliada al momento de redactar. Esto es muy importante recordarlo; especialmente cuando escribes temas muy conocidos sobre los que ya se ha dicho casi todo. Con creatividad redactarás temas originales y frescos.

¿Cómo lograrlo? Sencillo: mucha lectura y relación de ideas. La creatividad es eso, mirar el tema desde todos los ángulos posibles. Un buen redactor jamás considera que un tema sea plano o lineal; siempre tiene mil facetas y están relacionadas entre sí. Cuando logras captar esto, tus escritos siempre serán únicos.

La-redaccion-profesional-en-el-mundo-empresarial. Redactores Alfa.

La redacción profesional en el mundo empresarial

Gracias a la redacción profesional se puede crear textos originales de cualquier de tema. Si hay un área donde la redacción se ha hecho imprescindible, es en el ámbito de los negocios. Muchos empresarios actuales se valen de la redacción profesional para ofrecer productos, bienes, servicios y posicionar a sus empresas en la Web.

Atraer clientes y aumentar las ventas no es el único objetivo de la redacción profesional. Quienes se dedican a esta hermosa profesión saben que crear contenidos digitales va más allá de la actividad comercial.

La poesía misma es un tipo de redacción, así como el periodismo. De hecho, actualmente podemos distinguir al menos 6 tipos de redacciones. Todas enfocadas en diferentes áreas del saber y del quehacer profesional. Con un propósito común: crear textos con sentido que lleguen al centro de los motivos de un público objetivo.

En Redactores Alfa nos encantan los proyectos frescos y originales. Creamos contenido de valor a partir de tus necesidades y planes. Conversemos, cuéntanos tu idea y nosotros hacemos el resto.

Preguntas Frecuentes acerca de la redacción profesional

¿Qué es redactar?

Es el arte y la técnica de hilvanar ideas, opiniones e informaciones; para ponerlas por escrito en orden lógico y coherente. Es la forma más precisa de plasmar pensamientos en escritos para mover a la acción a quien los lee.

¿Cuáles son las etapas de la redacción profesional?

Podemos señalar tres: Planificación o etapa de pre escritura, redacción y corrección o revisión.

¿Cómo te ayudan las técnicas de redacción en tu vida laboral?

Son eficaces tanto en la vida laboral como estudiantil. Quien domina las técnicas de redacción es capaz de comprender mejor cualquier texto y transmitir con acierto las ideas para conseguir sus metas.

Por María Ángela Gutiérrez