El plagio, también llamado contenido duplicado, es el enemigo número uno de tu posicionamiento SEO. Cuando los algoritmos de Google detectan esta práctica, la sanción no tiene vuelta atrás y es muy difícil lograr buenos resultados de posicionamiento para tu página. Para crear contenidos de calidad, hay que ser original.

Evita el plagio en tu estrategia de posicionamiento SEO

Una cosa es citar y otra muy distinta es plagiar. Citar es una práctica legítima porque se menciona la fuente para incorporar la información al texto en cuestión. El plagio, en cambio, implica un robo. Es la suplantación de la identidad del autor original. Y esto es contraproducente para el SEO de toda web.

Al presentar como propio un texto ajeno, estás sepultando tu estrategia de posicionamiento SEO. Si quieres evitar que se detecte el plagio debes evitar plagiar. Es decir, hacer lo que corresponde a la ética ¡y ser creativos!

¿Cómo evitar el plagio o contenido duplicado?

Estas recomendaciones pueden ayudarte a prevenir la publicación de textos plagiados:

1- Buscar variedad de fuentes. La investigación es el paso previo fundamental antes de toda escritura. Si te limitas a una sola fuente de referencia, tu texto corre el riesgo de cometer plagio. Para desarrollar un contenido original, tu trabajo debe basarse en datos de distintas fuentes.

2- Reescribir. La técnica de reescritura puede ser de gran ayuda en caso de detectar contenido duplicado. Puedes reescribir los fragmentos de textos que los programas detecten como contenido plagiado para eliminar las similitudes y sortear problemas de plagio.

3- Respetar las citas. Si vas a usar ideas o frases ajenas, lo que debes hacer es indicar las citas correspondientes. De esa manera, se otorga el crédito al autor original y se demuestra tu buena fe y honestidad.

Alerta plagio

El plagio daña el contenido de internet

El plagio, además, es nocivo para la Internet en general, pues desprecia la calidad de los contenidos disponibles en la web. Para ser fiel a su interés de ofrecer contenido útil, Google creó el algoritmo Panda para detectar textos plagiados. A continuación, explicamos cómo funciona este algoritmo y qué sanciones aplica Google a los infractores.

Sanciones de Google tras detectar textos plagiados

El motor de búsqueda valora los sitios con un 90% de contenido único y los muestra en la parte superior de los resultados. Si descubre que una página tiene más del 25% de plagio, se desprecia la credibilidad y se arruina el puntaje SEO.

Cuando el buscador detecta un texto plagiado, las sanciones que se aplican pueden ser de tres tipos:

1- Baneo. Suena fuerte, pero el baneo es el castigo más suave. La web que contiene plagio desaparecerá de las búsquedas relacionadas. Ninguna SERP (Search Engine Result Page) mostrará la página; sin embargo, continuará estando indexada.

2- Punición directa. En el segundo grado de penalización, existe la posibilidad de que la página se borre completamente.

3- Denuncia. La denuncia es el peor castigo. Esta sanción manual es tan temida porque es definitiva.

La originalidad es uno de los factores más importantes que Google tiene en cuenta a la hora de favorecer el posicionamiento de los sitios web. Nada bueno se puede obtener del plagio, que no es otra cosa que usar el trabajo de otra persona y simular que es propio. El plagio es un engaño indecoroso que incluso puede ser considerado un delito en términos de derechos de autor.

Alerta plagio

Herramientas para detectar textos plagiados

Es importante chequear los textos para evitar la publicación de contenido duplicado y plagios involuntarios. Antes esta tarea no era para nada sencilla porque no existía un modo automático de realizarla. Ahora, en cambio, hay muchas opciones que hacen este trabajo por ti de manera online y casi instantánea. 

Si te dedicas a la creación de contenido online, anota estas herramientas porque serán tus aliadas para crear contenido único. Los detectores de plagio escanean el contenido para compararlo con otros sitios y obtener el porcentaje de originalidad de tu texto. ¡Que el algoritmo Panda no te atrape!

Plag.es

Es una de las más usadas. Es muy fácil: solo hay que subir el texto y la herramienta verifica el contenido con otras webs y también con libros. Requiere registro.

Scribbr

El uso de esta red se ha extendido entre los estudiantes de todo el mundo. Es especialmente útil para los casos en que los sitios tienen contenido muy similar.

Unicheck

Esta plataforma es utilizada en 90 países, tanto por usuarios personales como por instituciones académicas. Si eres fan de Google Docs, esta es tu opción ideal, pues pueden usarse de manera vinculada.

Search Engine Reports

Esta página es 100% gratuita. Permite copiar el texto o cargarlo como archivo o desde Dropbox. Tiene un límite de 1500 palabras.

Grammarly

Si tienes que chequear contenido en inglés, Grammarly es una buena opción. Además, puedes hacer corrección gramatical, ortográfica y de estilo al mismo tiempo que se verifica el contenido duplicado.

Lo cierto es que todas estas herramientas funcionan de manera similar. Lo importante es hacer uso de esta funcionalidad e incorporar este paso fundamental al trabajo diario. Así lograrás detectar textos plagiados para eliminarlos o reformularlos.

Alerta plagio

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si un texto está plagiado?

Los detectores de plagio escanean el contenido para compararlo con otros sitios y obtener el porcentaje de originalidad de tu texto.

¿Cómo se comprueba la originalidad de un trabajo?

Es importante chequear los textos para evitar la publicación de contenido duplicado y plagios involuntarios.

¿Cómo encontrar el origen de un texto?

Si vas a usar ideas o frases ajenas, lo que debes hacer es indicar las citas correspondientes. De esa manera, se otorga el crédito al autor original y se demuestra tu buena fe y honestidad.

Por Camila Cabral