¿Quieres escribir para un blog pero no sabes cómo comenzar o cómo hacerlo más atractivo? ¡No te preocupes! Hoy te traemos 7 claves para que domines este arte.

Escribirse puede convertir en una tarea divertida sólo si te apasiona compartir tus conocimientos e ideas con el mundo. Si bien diseñar tu blog es un gran paso, crear contenido relevante para tu audiencia y redactar de forma atractiva es el verdadero reto. Todo eso sin olvidar comunicar de manera clara y sencilla esas ideas.

Ya sea que tengas un blog comercial, donde ofreces tus servicios o productos, o un blog personal, seguro te preocupas por brindar contenido de valor para tus lectores. Además de aplicar las pautas que exige la plataforma digital que estés utilizando.

Para que tu blog sea uno de los mejores y más leídos de la web, te traemos estas claves de redacción. Asimismo, te mostramos una lista de errores que debes evitar a toda costa.

escribir-para-un-blog-1

7 claves a tomar en cuenta si vas a escribir para un blog

Muchos se preguntan ¿cómo escribir para un blog y tener éxito? Y la verdad es que no hay trucos mágicos. La constancia, la práctica y el aprendizaje continuo son parte del logro.

Como ya sabes, la mayoría de los artículos que se escriben para un blog tienen el objetivo de brindar contenido de valor para los usuarios. De esta manera, se logra generar fidelidad hacia la marca.

Toma lápiz y papel, y ¡comencemos!

1.  ¿De qué tema vas a escribir para un blog?

Este primer punto es imprescindible. Antes de empezar a escribir para un blog debes tener claro cuáles serán los territorios de conversación. Esto aplica tanto para blogs empresariales como para personales.

Por eso, es bueno que te preguntes ¿sobre qué tema voy a escribir?, ¿será sobre viajes o sobre los servicios que ofrezco en mi empresa? Hacerte estas preguntas te dará mayor claridad para que enfoques los artículos en el área de tu interés.

Si tu blog es comercial o empresarial, los temas en líneas generales se determinan en las estrategias de marketing. Y van a estar relacionados con los temas que le interesan a tu target.

No tienen por qué ser siempre los mismos tópicos. Lo ideal es que hagas una revisión anual para que puedas eliminar y agregar nuevos territorios basados en las preferencias de tus lectores.

2.  Prepara tu propia guía de estilo

¿Piensas que crear tu propia guía de estilo es tiempo perdido? Para nada. Imagina que trabajas con otros redactores y que juntos alimentan el blog. Una guía es fundamental para mantener el mismo enfoque y estilo editorial.

La guía de estilo tiene que considerar detalles como:

  • Tono de la redacción (formal, informal)
  • La forma en la que se van a dirigir al lector (usted, ustedes, tú)
  • La extensión de los artículos
  • El uso de las mayúsculas, minúsculas, negritas, cursivas, signos de puntuación, y todo lo que se refiera a la ortotipografía.

Tener claros los lineamientos que establezcas en tu guía de estilo les permitirá a tus colaboradores mantener la familiaridad de tus lectores con tu sitio.

Incluso, tú mismo las tendrás al alcance y podrás revisar ante cualquier duda. Y al mismo tiempo, el corrector de estilo podrá hacer un mejor trabajo.

3.  Estudia los aspectos básicos del SEO y redacción digital

No es igual redactar para un medio impreso que escribir para un blog. Y es que la gran diferencia radica en la capacidad de interacción que genera este último. Este permite añadir elementos claves para interactuar:

  • Hipervínculos
  • Formularios
  • Casillas para comentarios
  • Imágenes
  • Botones para compartir

Cada uno de ellos contribuye a mejorar la experiencia que tendrá el usuario al entrar en tu blog.

Optimización de Motores de Búsqueda

Asimismo, el redactor digital debe conocer los principios básicos del SEO (Optimización de Motores de Búsqueda). En este sentido, se debe estudiar el funcionamiento de los motores más utilizados, como Google, para que el artículo aparezca en los primeros lugares de los resultados.

La creación de contenido para blogs debe contemplar ciertos conceptos básicos al momento de redactar:

  • Densidad y posición de las keywords (palabras clave)
  • Links externos e internos
  • Extensión ideal del título y del artículo
  • Metadescripción (hasta 160 caracteres máximo)
  • Longitud del slug

Estos son sólo algunos de los elementos que debes considerar para mejorar el posicionamiento web de tu blog.

4.  Inicia por el título

Lo primero es lo primero, decía el famoso mimo y comediante Mario Moreno, conocido como Cantinflas. Tal vez estés pensando que iniciar por el título es un error, pero no lo es, al menos no cuando vas a escribir para un blog. Te explicamos la razón para afirmar esto: en artículos para blogs, el título es el que marca la línea del cuerpo.

Desde luego, la frase que decidas utilizar como título será el gancho que atraerá al lector. Además, te inspirará y guiará para que escribas sin perder el objetivo del artículo. Recuerda que el cuerpo del texto debe responder al título siempre. Y este debe tener la palabra clave que luego se repetirá a lo largo de toda la redacción.

5.  Redacta sobre el tema sin perder el enfoque

La extensión ideal para un artículo de blog es de 800 a 1000 palabras. Por supuesto, esto dependerá del tema que estés escribiendo. No es igual escribir para un blog de análisis económico que redactar una noticia concreta sobre un famoso, por ejemplo. Ambos tienen un público meta diferente y por lo tanto, van a requerir una extensión distinta.

Al estar enfocado en el tema que vas a redactar y en el público al cual quieres llegar, vas a poder escribir sin redundar. De esta manera, podrás desarrollar mejor el texto y les ofrecerás a los usuarios información concreta y de valor.

6.  Siempre actualizado

Ya sabes que la velocidad con la que corren las noticias y aparecen nuevas herramientas se parece a una pista de Fórmula 1. ¡Vuelan!

Si quieres inyectar un toque fresco, energía e innovación a tu blog, debes mantenerte actualizado:

  • Chequea las tendencias (tecnológicas, políticas, educativas u otras)
  • Revisa los temas que están dando de qué hablar
  • Busca noticias internacionales
  • Entra a Twitter para ver qué hay en el trending topic y a otras redes sociales

Todo esto te ayudará a encontrar áreas de oportunidad antes de comenzar a escribir para un blog. Además, te permitirá leer otros puntos de vista e indagar en temas que quizás otros no han explorado.

7.  Sé perseverante

Decía Víctor Hugo que “la perseverancia es el secreto de todos los triunfos”. Elabora un cronograma de publicación y síguelo al pie de la letra. Establece la frecuencia, el horario en el que vas a publicar los artículos, incluso los temas que vas a tratar en cada uno de ellos. Nada genera más fidelidad que la constancia.

Cada vez que tus lectores entren a tu blog van a conseguir algo nuevo. Y si ese contenido es interesante, tiene impreso el sello de tu marca y les aporta información valiosa, correrán a leerte y te recomendarán. Así, muy pronto, estarás escribiendo no sólo para un lector sino ¡para toda una comunidad de seguidores!

Recuerda que la práctica hace al maestro. Si pones en práctica estos consejos te convertirás en todo un experto al momento de escribir para un blog. Y tu comunidad regresará para leerte con más frecuencia.

Errores a evitar cuando redactas tus artículos para blog

Ahora que conoces las claves sobre cómo escribir artículos para un blog, te traemos algunos errores que tienes que evitar en el proceso de redacción:

ERRORESDESCRIPCIÓN¿QUÉ HACER?
Mala ortografíaTodos los errores, tanto ortográficos como gramaticales, hacen que pierdas credibilidad ante tus lectores.Si vas a escribir para un blog y no estás seguro de cómo se escribe una palabra, lo mejor es revisar páginas confiables como la RAE. De esta forma, saldrás de dudas. El corrector de estilo también puede ayudarte a revisar y pulir los textos antes de ser publicados.
El título no se corresponde con el cuerpo del artículo¿Cuántas veces entraste a leer un artículo sólo porque el título te atrapó, y cuando leíste el desarrollo te decepcionaste? Lo más probable es que el redactor se haya desviado del tema y no ofreciera suficiente información de valor.Recuerda que el título y el cuerpo del texto siempre van de la mano. Si vas a escribir para un blog, el título se escribe primero y el desarrollo será la respuesta a ese título.
Párrafos demasiado extensosLos grandes textos en bloque cansan al lector. Incluso, dan mayor oportunidad de que el lector se pierda y se desinterese.Si quieres mantener a los lectores emocionados, cómodos e interesados, utiliza frases cortas, listas numeradas, viñetas, subtítulos, negritas, y varias imágenes intercaladas en el texto.
Excesivo uso de la keyword (o no utilizarla)Para que los lectores y los motores de búsqueda puedan saber de qué trata el artículo es necesario que utilices tu palabra clave. Pero tampoco hay que abusar de ella.Utiliza tu palabra clave una vez cada 100 palabras, en la medida de lo posible.
Olvidar las palabras claves secundarias o términos relacionadosLas keywords secundarias ponen en contexto al lector. Además, ayudan a que el lenguaje sea más fluido y variado, evitando aburrir al lector.Busca sinónimos y términos relacionados con el tema del cual escribes. Utilízalos a lo largo del texto.
No incluir links externos e internosLos links externos le ofrecen al lector referencias adicionales. Mientras que los links internos te permiten difundir contenidos de tu blog u otro tipo de información acerca de tu sitio.Añade links externos a páginas de autoridad. Y links internos a otros contenidos de tu blog.

Si evitas estos errores cuando vas a escribir para un blog alcanzarás ese éxito tan anhelado: construir y mantener la fidelidad de tus lectores.

Preguntas frecuentes

A continuación, las tres preguntas más frecuentes acerca de la escritura de un blog ¡veamos!

¿Cómo escribir para un blog y tener éxito?

Muchos se preguntan esto, pero la verdad es que no hay trucos mágicos. La constancia, la práctica y el aprendizaje continuo son parte del logro. Tu principal objetivo tiene que ser brindar contenido de valor para los usuarios. Así lograrás generar fidelidad hacia la marca.

¿Necesito una guía de estilo para escribir para un blog?

Sí, es lo ideal. Imagina que trabajas con otros redactores y que juntos alimentan el blog. Una guía es fundamental para mantener el mismo enfoque y estilo editorial.

¿Cuál es la extensión ideal si voy a escribir para un blog?

La extensión ideal para un artículo de blog es de 800 a 1000 palabras. Esto dependerá del tema que estés escribiendo. Recuerda que cada blog tiene un público meta diferente y, por lo tanto, cada post va a requerir una extensión distinta.

Escribir para un blog, un arte que requiere mucha práctica

Ahora que tienes toda esta información en tus manos lo que queda es ponerlo en práctica. Además de redactar de forma clara y sencilla, también debes cuidar los detalles visuales e interactivos de las publicaciones. Todo ello es la base de la comunicación digital.

Estamos seguros de que con estas recomendaciones para escribir un blog tu comunidad de lectores se mantendrá fiel y te recomendarán. Recuerda que escribir para un blog requiere mucha constancia, disciplina, dedicación y creatividad.

Por Ani Merchán