¿Te has dado cuenta de que todos los días narras historias, describes objetos o personas o emites opiniones? En efecto, todo el tiempo estás expresándote de variadas formas, según tu necesidad y tus propósitos. Si en lugar de hablar, escribieras, estarías utilizando casi todos los tipos de texto clasificados por la teoría lingüística.

Para cada necesidad expresiva y de comunicación hay varias formas de decir. Cuando llegas a casa y le cuentas a tus allegados lo que hiciste, NARRAS. Cuando les indicas cómo es tu nueva colega, la DESCRIBES. Asimismo, ARGUMENTAS tus decisiones, EXPLICAS procedimientos, INFORMAS sobre algún imprevisto.

En este punto, también te habrás percatado de que muy pocas formas de decir son químicamente puras. En realidad, se combinan para cumplir con la función principal de toda expresión verbal: comunicar con intención y claridad.

¿Cómo se clasifican los tipos de texto?

Aunque hay varios criterios de clasificación, en general los tipos de texto se agrupan según: su función o intención, su temática, su estructura, su soporte físico.

Como el propósito primordial de cualquier tipo de expresión verbal es COMUNICAR, la función comunicativa de un texto es el principal criterio para clasificarlo. El lingüista ruso Roman Jakobson agrupó las funciones del lenguaje de la siguiente manera:

FUNCIÓN DE LOS TIPOS DE TEXTO ¿CUÁL ES LA INTENCIÓN?
Apelativa Apelar a la emoción o a la razón para incitar a una respuesta. Por ejemplo: la publicidad, la propaganda política.
Referencial o informativa Informar, dar a conocer hechos o explicar datos, de la manera más objetiva posible. Ejemplo: noticias, informes técnicos.
Expresiva Expresar, transmitir emociones, sensaciones, deseos. Forma parte del discurso íntimo, familiar, amoroso.
Poética o estética Destacar la forma del mensaje, dar énfasis en el goce estético. Por ejemplo, la poesía, la novela, las leyendas, el drama.
Metalingüística Usar el lenguaje ¡para hablar del lenguaje! Es lo que hacemos en este artículo.

Seguro ya te fijaste en que a las funciones citadas corresponde un tipo de texto, ¿cierto? Así es, en efecto. La clasificación anterior nos permite agrupar los tipos de texto según su función predominante.

¿Cuántos tipos de texto hay, cuáles son?

Los criterios de clasificación varían entre los estudiosos del lenguaje. En este artículo elegimos el criterio que agrupa los tipos de texto por su función comunicativa predominante. Esta última distinción es importante: en un texto hay una intención dominante, pero no exclusiva.

Esa función que domina sobre las demás determina la forma del texto: su estructura, su organización, la elección del vocabulario, etc. Como puedes ver, conocer las características de cada tipo de texto es esencial para escribir textos eficientes, que cumplan con tus propósitos de comunicación.

¿Cuántos tipos de texto hay? La cifra es variable, depende del criterio de quien hace la clasificación. En este artículo consideramos 8 tipos en sentido amplio, ya que algunos textos forman parte de más de una tipología.

A la hora de escribir, un redactor eficiente decide con antelación cuál tipo de estructura expresará mejor la intención o propósito del mensaje. Puede decidirse por alguno de los tipos siguientes.

1.   Texto narrativo

Su función predominante es relatar hechos, por lo que sigue una secuencia cronológica. Aunque en general narramos sucesos pasados, en un orden progresivo, también se puede invertir la secuencia cronológica, como en el flash-back del cine.

La narración incluye a las personas o personajes (según la narración sea sobre hechos reales o ficticios), el espacio y tiempo donde ocurren los hechos, y un narrador. Este último puede contar la historia en primera, segunda o tercera persona.

Narrar una noticia o una crónica difiere de relatar una historia ficticia. Sin embargo, en todos los casos, el narrador responderá las siguientes preguntas clásicas del periodismo informativo:

  • ¿Qué ocurrió?
  • ¿Cuándo ocurrió?
  • ¿Dónde ocurrió?
  • ¿Quiénes están implicados?
  • ¿Por qué ocurrió?

Ejemplo de textos narrativos son: la noticia, la crónica, la novela y el cuento, las leyendas, las biografías, entre otros. El arte de contar buenas historias o Storytelling es una de las herramientas creativas más interesantes para la creación de contenidos en sitios web.

2.   Texto descriptivo

La función predominante en un texto descriptivo es señalar las características de objetos, personas, paisajes, animales, emociones o sensaciones.

Este tipo de texto puede ser objetivo, como en la descripción científica o técnica. En este caso, el escritor procura describir con exactitud lo que observa.

Por su parte, la descripción literaria permite expresar la subjetividad, el escritor es libre para imaginar personajes, ambientes y emociones. Suele formar parte de un texto narrativo.

Un tipo de texto descriptivo particular es el de los copys, por cuanto en estos la descripción tiene un claro propósito persuasivo.

3.   Texto persuasivo

Sí, ya lo sabes: en este tipo de texto predomina la función apelativa del lenguaje. El redactor utiliza los recursos de persuasión que sirvan a sus propósitos: puede recurrir tanto a la razón como a la emoción, según convenga.

Apelación subjetiva o emocional. Es un recurso muy utilizado tanto en publicidad como en propaganda política. Se trata de asociar el producto, o la idea, con alguna emoción positiva o sensación placentera.

Lo más importante para persuadir es mantener la atención, el interés de la audiencia. Por eso mencionamos el copy en el punto anterior. El copywriting es el arte de atraer y entusiasmar al lector para persuadirlo de tomar determinada acción. Ahora bien, si se recurre a la razón para persuadir, estamos ante un texto argumentativo.

4.   Texto argumentativo

Ya vimos que es un tipo de texto persuasivo. Pero en lugar de buscar la reacción emocional del lector, se le convence a fuerza de argumentos lógicos. Predomina en estos la función apelativa.

Hay que tener en cuenta que no todo argumento es válido; para que lo sea, debe cumplir con los requisitos que establece la Teoría de la Argumentación. La estructura de un texto argumentativo es la siguiente:

  • Introducción. Presenta la idea que se pretende defender
  • Desarrollo. Expone los argumentos a favor de la idea que se pretende demostrar. Puede incluir datos, cifras y ejemplos, como apoyo a la argumentación.
  • Conclusión. Justifica la idea inicial como un resultado lógico de los argumentos expuestos.

Son ejemplo de este tipo de texto los artículos de opinión, los alegatos jurídicos, los ensayos argumentativos. También se incluyen la propaganda política y la publicidad, cuando en ellos prevalecen los argumentos racionales.

5.   Texto expositivo o explicativo

El propósito de este tipo de textos es exponer un tema a través de ideas y de descripciones técnicas. Predomina en ellos la función referencial o informativa.

Su estructura es parecida a la de los textos argumentativos, pero el propósito es exponer el tema de manera objetiva, no persuadir. Así, su introducción presenta el tema en forma precisa; el desarrollo expone datos, ejemplos o descripciones; y la conclusión resume los puntos más relevantes del tema.

Es característico de los textos científicos y los libros de texto. Aunque el texto de carácter científico exige mayor rigor investigativo y su estructura debe ajustarse a una serie de normas de presentación y organización de los contenidos.

6.   Texto instructivo

Como lo sugiere su nombre, esta clase de textos tiene como propósito girar instrucciones acerca de determinados procedimientos o procesos. ¿Ya adivinaste cuál es la función predominante de los textos instructivos?

La función apelativa no es siempre persuasiva, a veces es imperativa y se expresa mediante órdenes, reglas o directrices. Cuando damos una instrucción esperamos que el otro haga las cosas de determinada forma.

tipos-de-texto-1

Los textos instructivos se caracterizan por:

  • Una estructura secuencial, jerarquizada
  • Contenido preciso y específico, limitado a lo necesario para que el lector entienda la instrucción.
  • Incluir imágenes, gráficos o diagramas que facilitan la comprensión de los procesos.

De este tipo son los instructivos de uso de maquinarias, los manuales de procedimientos, recetas de cocina, etc.

7.   Textos administrativos/jurídicos

El discurso administrativo/jurídico es propio del Estado y sus instituciones, de las organizaciones y las empresas. Su estructura y forma de uso de la lengua es muy particular. De hecho, hay un lenguaje administrativo que es exclusivo para este tipo de textos.

El propósito de los textos administrativos es informar y ordenar o instruir; también los usan los ciudadanos, para solicitar. Entonces, combinan las funciones apelativa y referencial o informativa. La característica más relevante de estos textos es su estructura fija, predeterminada. Como tal vez hayas comprobado, un memorándum, una notificación, un decreto, tienen siempre la misma forma.

Los textos jurídicos son un subtipo especial, más especializado. Exigen un lenguaje de alta precisión y claridad, que incluye tecnicismos y términos propios de la materia legal. Además, pueden incorporar varias tipologías textuales, como narración, argumentación, exposición, descripción, según se requiera.

8.- Textos literarios

Este tipo de textos incluye variedad de tipologías, pero su función predominante es la estética. Lo que caracteriza al texto literario es el uso del lenguaje con fines estéticos. Además:

  • En su estilo predominan la creatividad, la sensibilidad, la subjetividad y las imágenes sensoriales.
  • Su estructura admite variedad de formas y estilos: poesía, prosa, diálogo, incluso argumentación.

Son de esta clase la novela, el cuento, las leyendas y mitos, la poesía, el drama y los ensayos literarios. Estos últimos fusionan la exposición de ideas con la creatividad y el uso de recursos literarios tales como el humor y la ironía.

tipos-de-texto-2

Tipos de texto según su soporte: de la piedra al computador

A la hora de expresarnos y comunicarnos a través de signos gráficos, los humanos hemos usado diversidad de soportes y herramientas.

Cuando nuestros antepasados tallaban signos en materiales como piedra, madera o arcilla, estaban utilizando soportes inscritos. Luego aparecieron el papiro, el pergamino y la seda, soportes escritos sobre los cuales se dibujaban los signos usando tintas, plumas y pinceles.

De los soportes escritos surgió el papel, que nos ha acompañado durante siglos y aún persiste a pesar del dominio de lo digital. El papel ha soportado desde la escritura manual hasta la impresión computarizada.

La evolución de los soportes para la escritura dio un gran salto con la digitalización. Por primera vez en la historia, un texto puede incluir música, video, conexiones a otros textos, todo ello a muy bajo costo.

El texto digital

No es lo mismo un texto digitalizado que uno digital. Cuando digitalizamos un texto lo que hacemos es pasarlo de su soporte impreso a uno digital, como cuando escaneamos un texto impreso. En cambio, un texto es propiamente digital cuando ha sido escrito utilizando un dispositivo electrónico.

La verdadera revolución textual está en los textos digitales multimodales, es decir, los que incluyen recursos multimedia (audio, videos, infografías, etc.) que amplían y enriquecen su contenido. Veamos qué los caracteriza en la siguiente tabla.

CARACTERÍSTICAS DE UN TEXTO DIGITAL DETALLES
Hipertextualidad Es la posibilidad de establecer conexiones entre textos, a través de hipervínculos que conducen al lector a contenidos relacionados con el texto que está leyendo.
Actualización El texto digital puede ser actualizado en cualquier momento y de manera inmediata, lo que permite mantener la vigencia de los contenidos.
Intertexto Es la posibilidad de interacción del lector con el texto. Un ejemplo es Wikipedia, sitio web cuyos contenidos son elaborados, modificados y enriquecidos por los usuarios.

Otra ventaja del soporte digital es que permite almacenar gran cantidad de información en un espacio virtual, sin el deterioro propio del papel.

Tipos de texto propios de un entorno digitalizado

Todos los tipos de texto circulan por Internet. Las librerías virtuales ofrecen libros digitales, y plataformas como Amazon funcionan como vitrina para que los escritores exhiban sus obras digitales. Incluso hay dispositivos diseñados para este tipo de lectura: los lectores electrónicos o e-readers.

Pero hay un tipo particular de texto digital que ha tomado mucho auge. Se trata de artículos redactados con técnicas orientadas a mejorar la visibilidad del sitio web en los buscadores. Son los famosos textos para SEO (Search Engine Optimization).

Entre las estrategias de escritura para los textos SEO destacan el uso de palabras clave o keywords, de hipervínculos (linkbuilding), una estructura ordenada y sencilla que facilite la lectura.

Muchos tipos de texto y un propósito: comunicar

Tu intención puede ser vender, expresarte, opinar o informar, pero para ello debes ser capaz de comunicarte con claridad.

En el arte de escribir hay que saber elegir los estilos y los tipos de organización de contenidos más apropiados a nuestros fines. El conocimiento de los diferentes tipos de texto, sumado a la experiencia, permiten al redactor combinar con maestría diferentes formas de expresión para lograr una comunicación efectiva.

Preguntas Frecuentes

 

¿Cuáles son los tipos de texto?

Hay varias formas de clasificar los textos, según su intención, su estructura, sus contenidos. En general, los textos pueden ser: narrativos, descriptivos, persuasivos, argumentativos, jurídico/administrativo, expositivos, instructivos, literarios.

¿Qué son los textos para SEO?

Son textos digitales redactados con técnicas orientadas a mejorar la visibilidad del sitio web en los buscadores. Se caracterizan por el uso de palabras clave o keywords, hipervínculos (linkbuilding) y por tener una estructura sencilla y ordenada.

¿Cuáles son los tipos de texto más usados en SEO?

En los textos para SEO destacan los argumentativos, los narrativos (Storytelling) y los descriptivos (como los copy). En los textos para SEO la función que predomina es la de persuadir.

Por Nancy Rodríguez